Sublimación

Sublimación, dentro de la industria de la publicidad e impresión, es el término adoptado para referirse al hecho de transferir imágenes de un medio a otro, que por lo general son figuras impresas en un papel especial a cualquiera de los productos diseñados para recibir la imagen transferida. Estos elementos publicitarios pueden ser telas (textiles), cerámica (tazas, platos, vasos), metal (vasos, placas, distintivos), plástico (coolers, llaveros, acrílicos, tazas), vidrio (vasos, laminas, tazas) entre otros.

Aunque la palabra Sublimación tiene su origen en otros significados se ha asumido dentro del mundo publicitario al hecho arriba mencionado y esto no es casual. La adopción del mismo se debe a que la tinta con que se imprimen las imágenes que se quieren transferir deben ser especiales, capaces de sublimarse, es decir, que puedan pasar del estado sólido al estado gaseoso sin pasar por el estado líquido (esto es lo que significa sublimación en química). El transferir imágenes por este medio se hace con tinta evaporada y no como una impresión normal de tinta líquida quemada. Por otro lado, el término sublimado se refiere al producto final obtenido, es decir, cuando transferimos una imagen a una taza decimos que hemos “sublimado” una taza aunque en química, el mismo término se utiliza para identificar el producto final de la sublimación, en este caso al vapor del líquido que pasamos de sólido a gaseoso. Pero en fin, dentro de nuestro ramo utilizamos la palabra sublimación al proceso de transferir imágenes y sublimado al producto final con la imagen impresa.

Las propiedades únicas de la almohadilla de silicona que pueda recoger la imagen desde una superficie plana y su transferencia a una gran variedad de superficie (es decir, plana, cilíndrica, esférica, ángulos compuestos, texturas, superficies cóncavas, convexas).

Tanto la elección de la técnica de sublimación como la calidad de los productos utilizados para ello van a incidir directamente sobre el resultado deseado. El uso de materiales de calidad certificada, como tinta, papel y máquinas, junto a una taza, placa o llavero con el mismo nivel de calidad nos dará como resultado un producto excelente el cual mantendrá sus cualidades de diseño, brillo, color, intensidad y durabilidad por mucho, mucho tiempo. Es de hacer notar que los productos promocionales utilizados en este proceso también deben ser especiales ya que poseen un recubrimiento de polímeros que le permiten recibir la imagen transferida. Debes tener esto muy en cuenta, no puedes usar productos corrientes sino aquellos que están especialmente diseñados y elaborados para ser sublimados.

¿Qué podemos imprimir con la sublimación?

Sublimación

Quizá sea el sector publicidad el que más se ha beneficiado y ha sabido explotar la sublimación con la impresión de artículos publicitarios tales como:

  • Tazas
  • Llaveros
  • Camisetas
  • Alfombrillas de ratón
  • Botellas
  • Vasos
  • Gorras
  • Baberos
  • Chapas
  • Bolsos

Los regalos promocionales permiten que el mensaje esté siempre presente en la mente del consumidor al utilizar productos cotidianos como los mencionados, un recurso muy importante en el marketing promocional.

Es más que evidente las ventajas que tiene este método de impresión y son muchos los beneficios que diferentes industrias y comercio pueden obtener con el marcaje de sus productos con este procedimiento, ya sea para posicionarse en el ámbito publicitario para el control de productos con un código estándar, las impresiones por sublimación son de gran utilidad.

Sublimación

Sublimación

Sublimación

Sublimación

Sublimación

Sublimación

Sublimación

Sublimación