Termoimpresión

El termograbado, llamado igualmente, termoimpresión o hot stamping, es una técnica de marcaje o impresión en seco por transferencia térmica. El proceso requiere la fabricación de un grabado de latón, bronce, cobre, silicona o magnesio con el logotipo o diseño a estampar. El diseño, mediante el grabado, se trasfiere al producto por acción de la temperatura y de la presión. Para dar color, se utiliza el foil que es una cinta o película en rollo de colores, metalizados y holográficos.

Al colocarse la cinta de color en la máquina y cerrarse la prensa, el foil queda prensado entre el grabado y el artículo a marcar, de modo que se adhiere la capa de material sobre el artículo, con el diseño que posee el grabado diseñado.

Esta técnica permite estampar sobre superficies totalmente lisas en plásticos, papel, cartón, maderas y especialmente en piel y cueros, garantizando una gran durabilidad y una personalización mayor que otro tipo de impresiones.

La técnica del termograbado es una técnica centenaria que combinada con materiales actuales como la piel o polipiel ofrece unos resultados de gran impacto visual, ya que provoca un endido bajo relieve con un toque espectacular.

¿Qué podemos estampar con la termoimpresión?

Entre algunos de los productos que son materia de la termoimpresión se encuentran tales como:

  • Agendas de piel y polipiel
  • Cajas de cartón, madera, pvc..
  • Participaciones de Boda
  • Recordatorios 1ª Comunión
  • Tapas de encuadernación
  • Encendedores
  • Bolígrafos, lápices
  • Llaveros
  • Calendarios
  • Adhesivo
  • Tarjetas de plástico
  • Estuches de regalo
  • Álbumes
  • Monederos
  • Tarjetas de visita

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión

Termoimpresión